Aprendizaje Servicio

A partir del segundo semestre del año 2017, la metodología de Aprendizaje Servicio (A+S) surge como una respuesta a la necesidad de la institución de vincularse con la comunidad y de innovación, a partir del quehacer educativo. Los estudiantes aprenden contenidos de su asignatura de forma práctica, realizando un servicio a una comunidad o en instituciones con necesidades propias de su actividad. El docente participa como un facilitador y guía para los estudiantes en el desarrollo de un servicio de calidad y tiene la oportunidad de realizar innovaciones que permitan generar aprendizajes significativos.

La metodología A+S es coherente con el Proyecto Educativo Institucional y con el Modelo de Desarrollo Docente (MDD) que centra el quehacer pedagógico en el rol activo del estudiante para el desarrollo de habilidades, actitudes y conocimientos, además del rol de facilitador del docente. A la fecha han trabajado 31 docentes y 1.601 estudiantes de las distintas escuelas.

¿Qué es A+S?

IPCHILE define Aprendizaje Servicio (A+S) como una metodología activa que permite aprendizajes profundos y que favorece el desarrollo de competencias sociales y disciplinares en los estudiantes a través de un servicio a la comunidad. La adopción de esta metodología es coherente con el proyecto educativo institucional que centra el quehacer pedagógico en el rol activo del estudiante para el desarrollo de habilidades, actitudes y conocimientos.

 Asignaturas que implementan A+S durante el 2019

Modelo de Implementación

La metodología se incorpora a los planes de estudio a través del modelo curricular que permite desarrollar resultados de aprendizajes específicos y competencias sello de la asignatura, cualquiera sea su sede, semestre o jornada.

Participantes