Botón Postula

NOTICIAS

Ver Publicaciones por año

Cuidados y consideraciones de las enfermedades más comunes de verano

28 Enero 2011


Con el verano no sólo aumenta el calor, sino que también los riesgos de enfermedades típicas de esta época tales como infecciones intestinales, a la piel, virus Hanta, alergias y picaduras.

Al respecto, Lorena Diethelm, Directora del Área de Salud de IPCHILE, realiza una serie de recomendaciones en caso de padecer alguna de ella durante las vacaciones.

Infecciones Intestinales: Se dan generalmente por la contaminación cruzada de los alimentos, es decir, cuando productos crudos pueden contaminar otros como verduras y frutas. Este tipo de infecciones también puede producirse por alimentos mal cocidos o en mal estado.

Uno de los principales síntomas es la diarrea simple, pero que en un cuadro grave puede traducirse en cólera, hepatitis, tifus, etc., pudiendo causar insuficiencia renal crónica o incluso la muerte.

El consumo de alimentos, en especial de mariscos y aquellos que crecen a ras de suelo, así como también de agua contaminada por heces y orina de personas infectadas, es una causa frecuente de hepatitis A, la cual puede ser prevenida con una adecuada higiene del hogar y manipulación de alimentos.

Asimismo, Lorena Diethelm indica algunas medidas de prevención:

  • Asear correctamente  manos y utensilios luego de manipular carnes crudas.
  • Lavar muy bien frutas y verduras antes de consumir.
  • Asear con agua y jabón las manos luego de ir al baño, cada vez que se cocina y se ingieran alimentos
  • De no estar seguro si el agua a consumir es potable, es aconsejable hervirla y agregar tres gotas de cloro por litro de agua.

El Sol: Es imprescindible el uso de bloqueadores con factor sobre 30 y que, especialmente en el caso de los niños sean recomendados por un especialista.

El bloqueador debe ser resistente al agua, pues los rayos de sol penetran la piel mientras la persona se está bañando en el mar o piscina. Es recomendable se aplique el protector varias veces al día, pues con el paso de las horas pierde efectividad.

Debe evitarse la exposición al sol desde las 10:00 a las 16:00 horas.

Los efectos del sol sobre la piel, además de producir quemaduras por insolación, pueden desencadenar en edad adulta en tumores con riesgo de cáncer, manchas y envejecimiento prematuro de la piel.

Virus Hanta: Se da mayoritariamente desde la Sexta Región al sur por el llamado “ratón de cola larga”. El virus es transmitido al humano a través de saliva, deposiciones y orina, por la inhalación y sus síntomas son similares a los de una gripe intensa.

Las personas que veraneen en la zona sur del país y que tras algunos días o hasta un me s y medio después de sus vacaciones presenten un cuadro gripal fuerte y con dolor intenso de cuerpo, decaimiento y compromiso respiratorio severo, deben consultar con urgencia a un médico.

Para prevenir el contagio con virus Hanta es aconsejable:

  • Ventilar lugares que han permanecido cerrados por largo periodo de tiempo.
  • Desinfectar utilizando mascarilla y guantes.
  • Desmalezar al menos 30 metros alrededor de la casa que será habitada.
  • Manejar correctamente la basura, es decir, enterrarla lejos de la casa.

Alergias y Picaduras: Son más frecuentes durante la época estival. Las más comunes son prúritos, urticarias y el “shock alérgico” causado por la “chaqueta amarilla”.

Las picaduras se manifiestan en verano mayormente debido al mayor contacto del ser humano con ambientes naturales, por lo que hay que tomar algunas precauciones tales como el uso de insecticidas no tóxicos y repelentes.

Accidentes por Inmersión: Son muy frecuentes en verano y ocurren por no esperar el tiempo suficiente luego de la ingesta alimenticia o producto de bromas u otro tipo de conductas imprudentes en el mar, ´piscina y lagos.  Es importante educar, sobre todo a los menores sobre la espera de un tiempo prudente para bañarse luego de ingerir alimentos, de no jugar peligrosamente en la piscina o mar, de actuar con precaución u cuidado.